Programa 59- César Villalba y la COVID persistente

César Villalba

César Villalba

Hablamos de los efectos de la COVID persistente con César Villalba. 

César, que tiene 34 años, combina su carrera profesional como diseñador para las principales marcas del mundo con su pasión por el deporte. Como triatleta de élite ha competido por todo el mundo….pero ahora, tras sufrir los efectos de la COVID19 durante meses, su capacidad pulmonar se ha reducido dramáticamente y sufre muchas otras secuelas de las que hablamos durante la entrevista.

Para monitorizar sus entrenamientos, César utiliza una muñequera que le proporciona importante información sobre su ritmo cardiaco, capacidad de recuperación, varibilidad, y calidad de sueño; gracias a esos datos se dio cuenta de que algo no iba bien…eso unido a “una falta de aliento que no desaparecía. Me costaba tener una conversación con un café”.

Su doctor le prescribió un medicamento para el asma. Pero no ayudó. Sin ninguna explicación, le hicieron análisis de sangre y encontraron que su prueba de coagulación mostraba un alto riesgo de coagulación, otro síntoma que puede estar relacionado con el coronavirus.

La edición de agosto de 2020 de la British Medical Journal (BMJ) ya informaba que aproximadamente el 10 por ciento de las personas que contraen COVID-19 experimentan una enfermedad prolongada.

El epidemiólogo Tim Spector, Doctor en Medicina, del King’s College de Londres, que desarrolló la aplicación COVID-19 Symptom Tracker, que se está utilizando para estudiar los síntomas de COVID-19 y rastrear la propagación del virus, informó que aunque el tiempo promedio de recuperación para la mayoría de las personas sintomáticas es de 10 a 12 días, los datos que ha analizado del Reino Unido muestran que el 12 por ciento tiene síntomas de más de 30 días, y uno de cada 200 tiene síntomas que persisten durante más de 90 días.

Los síntomas que comúnmente persisten incluyen fatiga, tos, dificultad de concentración (también conocida como niebla cerebral), dolores musculares o corporales, falta de aliento y/o dificultad para respirar.

Aquellos que sufren del síndrome  como se les llama a menudo, eran a menudo jóvenes y saludables cuando la enfermedad atacó, dice Mark Tenforde, M.D., M.P.H., quien es parte del Equipo de Respuesta a la COVID-19 en los CDC americanos.

Las razones subyacentes detrás de esta prolongada enfermedad siguen siendo un misterio, dice Spector. “No sabemos con certeza [por qué los síntomas persisten]”, creemos que es el sistema inmunológico que está exagerando”.

“COVID-19 puede causar estrés o lesiones en todo el cuerpo, incluyendo los pulmones, el corazón y otros órganos, y algunos de estos síntomas como la fatiga después de una infección pueden hacerse más evidentes con el aumento de la actividad”, dice Tenforde.

Tenéis la entrevista completa en vídeo aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.